Frontline News

‘Creando una guerra falsa’: Anomalías en protestas brasileñas avivan preguntas sobre estructura de enero 6

‘Los demócratas lo organizaron e invadieron el Capitolio. De la misma manera en que lo escenificaron aquí’

Yu

Posted by

Yudi Sherman

Yu

Yudi Sherman

Writer and Reporter

Shining a spotlight on media and government disinformation.

View Profile

January 19, 2023

|

08:01 AM

‘Creando una guerra falsa’: Anomalías en protestas brasileñas avivan preguntas sobre estructura de enero 6

El gobierno de Brasil arrestó a más de 1.230 presos políticos en relación con una protesta del 8 de enero de manifestantes que irrumpieron en los palacios de Planalto, Alvorada y Jaburu, las sedes del Congreso, la Corte Suprema y la oficina presidencial del país, en protesta por las elecciones fraudulentas.

Millones de brasileños llevan meses protestando por las elecciones presidenciales, declaradas en octubre a favor de Luiz Inácio Lula da Silva, un expresidente de izquierda que fue encarcelado por corrupción. Muchos insisten en que las elecciones fueron fraudulentas y continúan exigiendo que el presidente derechista Jair Bolsonaro conserve su puesto.

Durante más de dos meses, las ciudades y calles de Brasil han estado plagadas de manifestaciones después de que las auditorías de las máquinas de votación descubrieran irregularidades significativas en las votaciones que podrían haber ayudado a Lula a cruzar la línea de meta con el 50,7% de los votos, el margen más estrecho en la historia de Brasil. Algunas áreas también informaron cero votos para Bolsonaro.

Los medios de comunicación populares han pasado la última semana tratando de comparar la protesta del domingo pasado con los eventos del 6 de enero, demonizando a la derecha e incluso culpando de la protesta al presidente Donald Trump.

Si bien los eventos que rodearon las elecciones disputadas de Brasil han sido reflejo de las de EE. UU., los medios de comunicación, sin saberlo, han descubierto anomalías que sugieren que ambas protestas son el mismo diseño.

La comparación no sorprende a los aliados de Lula, que ya invocaban el 6 de enero antes de la protesta de la semana pasada para justificar la represión de sus oponentes políticos.

“¿Quién se imaginó que habría una invasión al Capitolio?... 964 personas ya han sido detenidas en los 50 estados y acusadas de delitos cometidos desde el 6 de enero”, dijo Toffoli. “465 han hecho acuerdos de declaración de culpabilidad con la fiscalía. Se ha iniciado el juicio a los cabecillas que no pactaron con la Fiscalía y se han producido dos condenas por conspiración sediciosa”.

Tras las declaraciones, el presidente de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, prometió más arrestos y multas para quienes protestan por las elecciones.

“Me alegró el discurso del ministro Toffoli, porque comparando los números, todavía hay mucha gente por arrestar y muchas multas por aplicar”, dijo.

Pero las protestas continuaron a pesar de la represión de Moraes, amenazando la estabilidad y la legitimidad de la administración de Lula.

Menos de un mes después, se produjo una réplica de la protesta del 6 de enero, casi hasta el mismo día, en los edificios del gobierno de Brasil, lo que provocó una reacción similar, una cobertura mediática mundial similar, condenas similares por parte de los líderes mundiales y planteó preguntas similares.

Ayuda desde adentro

Uno de los principales desafíos a la narrativa de la “insurrección” del 6 de enero es que las puertas del Capitolio se abrieron a los manifestantes desde adentro, como se muestra en imágenes de video. Las Puertas Columbus de 20,000 libras solo se pueden abrir desde adentro a través de un código y son imposibles de romper sin la ayuda de “una bazuca, un proyectil de artillería o explosivos de grado militar C4”.

Hablando en el podcast WW de CNN Brasil con William Waack la semana pasada, el exministro de la Cámara de Diputados de Brasil, Rau Jungermann, dijo sin rodeos que era imposible invadir los palacios de Planalto, Alvorada y Jaburu. En el sótano de los tres hay una guardia permanente con 40 efectivos entrenados y fuertemente armados. Tienen comunicación permanente con el cuartel general del ejército y autoridad para solicitar refuerzos militares.

El cuartel general del ejército está a 5,0 km (3,1 millas) de la Praça dos Três Poderes, la Plaza de los Tres Poderes, donde tuvo lugar la protesta. Algunas rondas de disparos de advertencia, balas de goma y gases lacrimógenos habían dispersado fácilmente a los pocos invasores del Palacio del Planalto. Jungmann sugirió una investigación exhaustiva, dijo que los actos fueron de terroristas preparados e insinuó que sin la colaboración de la seguridad del palacio, ninguno de ellos habría cruzado la puerta principal.

Lula mismo dijo que los manifestantes tenían ayuda interna porque las puertas no tenían señales de entrada forzada.

“Estoy convencido de que la puerta del palacio (presidencial) de Planalto se abrió para que la gente entre porque no hay puertas destrozadas”, dijo en Brasilia el mandatario declarado.

“Esto significa que alguien facilitó su entrada”, agregó, prometiendo una investigación completa.

New York Times también planteó preguntas similares en un artículo la semana pasada que difamaba a los manifestantes:

Por qué se permitió que un campamento que exigía un golpe militar se expandiera durante más de 70 días, es parte de un conjunto más amplio de preguntas con las que los funcionarios estaban lidiando el lunes, entre ellas:

¿Por qué se permitió que las protestas se acercaran tanto a las salas de poder de Brasil? ¿Y por qué las fuerzas de seguridad habían sido tan superadas en número, permitiendo que multitudes de manifestantes entraran fácilmente en los edificios oficiales del gobierno?

Incitadores

El gobierno de los EE. UU. continúa guardando silencio sobre el agente provocador Ray Epps, el hombre que el 5 de enero ya estaba impulsando a los asistentes a la manifestación para que ingresaran al Capitolio, y el 6 de enero fue visto instando a los manifestantes a asaltar el edificio. Epps estaba en la lista de los más buscados del FBI por su rol en el Capitolio, pero hasta este informe no ha sido arrestado. De hecho, Epps fue silenciosamente eliminado de la base de datos de los más buscados del FBI meses después. El FBI y el Departamento de Justicia no han comentado sobre Epps, y el fiscal general Merrick Garland se negó a responder preguntas sobre Epps en una audiencia del Congreso. Los principales medios de comunicación han llamado a las preguntas sobre Ray Epps “teorías de conspiración”.

Después de la protesta de Brasil, New York Times reportó que muchos de los manifestantes confirmaron que las violaciones de los edificios federales y el vandalismo involucrado fueron obra de infiltrados.

“¿Alguna vez has oído hablar del Caballo de Troya?” Nathanael S. Viera, un manifestante de 51 años, le dijo Times. “Los infiltrados entraron y montaron todo, y la maldita prensa le mostró a la nación brasileña que los patriotas somos los delincuentes”.

“Donald Trump fue eliminado con elecciones fraudulentas, no hay dudas al respecto, y en el momento en que lo eliminaron pensé: ‘Van a derribar al presidente Bolsonaro’”, dijo Wanderlei Silva, de 59 años. “Los demócratas lo organizaron e invadieron el Capitolio”, agregó. “De la misma manera en que lo escenificaron aquí”.

En un video revelador, un hombre con un pasamontañas intenta caminar discretamente entre los manifestantes y se le puede ver asintiendo a una mujer antes de que otros manifestantes se den cuenta, le arranquen el pasamontañas y lo ataquen, al parecer por intentar infiltrarse en la protesta. Varios policías llegan corriendo al lugar.

Otro video muestra a una multitud de manifestantes confrontando a un hombre con una mochila y aparentemente arrebatándole lo que parecen ser tres artefactos incendiarios.

“Mira a los comunistas infiltrados con la camiseta brasileña, haciéndose pasar por patriotas y mira las bombas que llevaban. El mismo pueblo lo detuvo”, escribió el usuario que publicó el video.

En otro video, se ve a los manifestantes apresurándose a apagar incendios en vehículos policiales, iniciados por un pirómano invisible.

Otras imágenes muestran a un hombre entre la multitud de azul y amarillo con las banderas estadounidense e israelí en su camisa mientras rompe una ventana con una barricada.

“Brasil está siendo secuestrado y una unidad mundial de crimen organizado está trabajando arduamente para que parezca que el problema es de la población, incluida la creación de una guerra falsa y pagar a los medios para manipular la opinión pública, especialmente a escala internacional”, comentó el director ejecutivo de MW3.biz, Will Lisil.

Noticias de Ultima Hora

Experto en seguridad de medicamentos pide retirada inmediata de inyecciones de ARNm

Feb 01, 2023

Indonesia no se deja intimidar por amenaza china en disputa territorial

Feb 01, 2023

Incendio masivo destruye granja comercial de huevos perteneciente a importante proveedor estadounidense

Feb 01, 2023

EE.UU.: Corte niega a J&J usar bancarrota para evitar demandas por su talco para bebés ‘cancerígeno’

Feb 01, 2023

Cuando se fuerza la realidad: Primer patinador que se cree mujer

Ene 31, 2023

'Obviamente es un demonio': Espeluznante estatua proabortista colocada en lo alto de tribunal de Nueva York

Ene 31, 2023

Nicaragua: Jovenes disidentes condenados de ocho a diez años de carcel

Ene 31, 2023

México rechaza proyecto de una moneda común para América Latina

Ene 31, 2023

Edificios de la BBC cubiertos con fotos de personas que murieron por vacuna COVID

Ene 31, 2023

Violadores de niños tendrían cadena perpetua en Florida

Ene 31, 2023

Experto en seguridad de medicamentos pide retirada inmediata de inyecciones de ARNm

Feb 01, 2023

Indonesia no se deja intimidar por amenaza china en disputa territorial

Feb 01, 2023

Incendio masivo destruye granja comercial de huevos perteneciente a importante proveedor estadounidense

Feb 01, 2023

EE.UU.: Corte niega a J&J usar bancarrota para evitar demandas por su talco para bebés ‘cancerígeno’

Feb 01, 2023

Cuando se fuerza la realidad: Primer patinador que se cree mujer

Ene 31, 2023

'Obviamente es un demonio': Espeluznante estatua proabortista colocada en lo alto de tribunal de Nueva York

Ene 31, 2023

Nicaragua: Jovenes disidentes condenados de ocho a diez años de carcel

Ene 31, 2023

México rechaza proyecto de una moneda común para América Latina

Ene 31, 2023

Edificios de la BBC cubiertos con fotos de personas que murieron por vacuna COVID

Ene 31, 2023

Violadores de niños tendrían cadena perpetua en Florida

Ene 31, 2023

Experto en seguridad de medicamentos pide retirada inmediata de inyecciones de ARNm

Feb 01, 2023

Indonesia no se deja intimidar por amenaza china en disputa territorial

Feb 01, 2023

Incendio masivo destruye granja comercial de huevos perteneciente a importante proveedor estadounidense

Feb 01, 2023

EE.UU.: Corte niega a J&J usar bancarrota para evitar demandas por su talco para bebés ‘cancerígeno’

Feb 01, 2023

Cuando se fuerza la realidad: Primer patinador que se cree mujer

Ene 31, 2023

'Obviamente es un demonio': Espeluznante estatua proabortista colocada en lo alto de tribunal de Nueva York

Ene 31, 2023

Nicaragua: Jovenes disidentes condenados de ocho a diez años de carcel

Ene 31, 2023

México rechaza proyecto de una moneda común para América Latina

Ene 31, 2023

Edificios de la BBC cubiertos con fotos de personas que murieron por vacuna COVID

Ene 31, 2023

Violadores de niños tendrían cadena perpetua en Florida

Ene 31, 2023

Lo Más Reciente

Israel amplia ley autoritaria COVID a pesar de no haber brote
AFLDS News - Logo
  • Frontline News
  • Breaking News
  • Daily Dose
  • Press Releases
  • Radio
Visit AFLDS
PRIVACY POLICY
0:00
0:00
Más episodios